All You Need
In One Single
Theme.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat
Buscar:

En los términos más simples podemos decir que la Innovación Abierta no es otra cosa que la colaboración (tan común y tan antigua) llevada al mundo de la innovación; hace 13 años, Henry Chesbrough, académico de la Universidad de Berkeley acuñó el término en su libro Open Innovation, desde entonces mucha agua ha pasado bajo el puente.

Mercados exigiendo cada vez mayor velocidad llevaron a las grandes empresas a no dar abasto para seguir el ritmo. Encontraron que trabajando con actores externos (Universidades principalmente) podían acortar sus ciclos de desarrollo, disminuir costos y riesgos técnicos.

 

En estos 13 años algunas cosas han cambiado respecto a cómo están innovando las empresas, tendencias que se vienen consolidando desde hace varios años están hoy en su máximo apogeo;  El Design thinking cada vez captura más interés, igual pasa con la naciente Sharing economy(economía de la colaboración), que tras años sin despertar mayores pasiones, viene creciendo de la mano de sus principales representantes (Uber x, Airbnb, Bla Bla Car); mientras la innovación abierta parece haber entrado en un letargo desde 2010, lo que llevaría a pensar que simplemente nunca despegó; el tema sin embargo da para más, en este periodo las tecnologías de la información han ayudado a despertar a los consumidores, el dragón dormido, quienes están cambiando de manera drástica la forma en que las empresas gestionan su innovación; Martin Curley, Director de Intel Labs Europa nombró este fenómeno como Open Innovation 2.0.; Algunos factores que dan cuenta de este cambio de paradigma:

  1. El usuario al centro. La convergencia de factores ha puesto al consumidor al centro de una buena parte de las estrategias de innovación; tras años de hegemonía de los modelos de innovación orientados por la tecnología, hoy se hace prácticamente impensable iniciar proyectos sin tener en consideración (y en el centro) información de los usuarios.
  2. La silla de tres patas. Por años hemos escuchado de las virtudes de la triple hélice (Universidad-Empresa-Estado); que más que una relación tripartita, ha sido una relación a marchas forzadas entre dos (Universidad-Empresa) que buscan al estado en el papel de financiador; hoy el mundo habla de una cuádruple hélice, involucrando a la sociedad, representada principalmente -pero no solo- por los consumidores.
  3. Gobierno innovador. Por años el gobierno ha sido parte de la triada virtuosa, concentrado en el papel de promotor y financiador de los demás, hoy ha comenzado a asumir un papel diferente, el de usuario de la innovación; cada vez más ciudades cuentan con equipos desde el sector público en proyectos de innovación al interior de sus estructuras.

En la práctica nuestra silla coja de tres patas pasó a tener cuatro actores realmente activos.

4. La digitalización de las relaciones. Internet y la telefonía móvil entraron a nuestras vidas hace 20 años (¡apenas 20 años!), desde entonces ha trascendido la forma en que trabajamos, nos comunicamos y consumimos información; para un adolescente hoy comunicación significa Snapchat, Line y Whatsapp e información significa GoogleFacebook y Twitter.

Nuestra hoja de vida ya no viene en una carpeta blanca, esta publicada en Linkedin (para consulta pública) y nuestras referencias están regadas en los comentarios que han hecho de nosotros en Airbnb, CouchsurfingFacebook y el mismo linkedin; nuestra vida es pública y quienes nos referencian, son desconocidos.

La Innovación Abierta 2.0 (#0I2.0) va más allá de un término de moda para vender libros, plantea un siguiente nivel en términos de colaboración, los usuarios participando activamente en los proyectos de las empresas y del gobierno; nuevas formas de trabajo usando prácticas de prototipado, design thinking, economía de la colaboración, experiencia de usuario y tecnologías de la información. En términos de Bror Salmelin, una innovación orientada por el ecosistema

Producir innovaciones es cada vez más un proceso en red e iterativo y el papel que los usuarios y el gobierno han asumido en el proceso de innovación en la última década ha llevado a las empresas [y al gobierno] a mejorar sus mecanismos para escuchar y colaborar. Hoy la competencia clave es colaboración, la Innovación Abierta 2.0 la maximiza como factor de diferenciación.

En 1994 sucedieron dos acontecimientos que cambiarían la forma en que nos relacionamos; en mayo la Universidad de los Andes creó la primera página web, un mes después se crearía la red INTERRED-CETCOL permitiendo el acceso a internet a un grupo de universidades del país, el mismo mes se originó la primera llamada celular en Colombia conectando a Barranquilla con Bogotá y New York entre el empresario Julio Mario Santo Domingo, Carlos "El Pibe" Valderrama y María Cristina Mejía (presidenta de Celumóvil).

Mauricio Reyes A

Imagen: LOIS GREENFIELD. This photo is from the advertising campaign “Precision Movements” for Raymond Weil Watches. 1993