All You Need
In One Single
Theme.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat
Buscar:

Una rápida vista a algunos de los modelos del emprendimiento corporativo vistos desde la historia de innovación de un gestor de empresas

Hace 13 años, seis socios iniciaron una apuesta para acelerar los negocios del futuro: ser gestores y socios de empresas de base tecnológica en alianza con profesores universitarios. Menos de dos décadas después la historia involucra socios internacionales, spin off, escisiones y nuevos negocios; un maremágnum de emprendimiento al interior del Grupo.

En el 2002 existían incubadoras en las Universidades, pero era poco lo que pasaba con los proyectos que venían de investigaciones. Apostar por estos proyectos que no estaban aún desarrollados, parecía descabellado. Sin embargo y a pesar del riesgo inherente, El Instituto Inovação S/A abrió sus puertas como gestora/aceleradora de 5 negocios de base tecnológica: Ecovec (monitoreo del dengue), Verti (tecnologías verdes), Nanum (nanoestructuración de partículas), ComunIP (telecomunicaciones por IP) y Rizoflora (controladores biológicos), con la misión de acelerar empresas de naturaleza innovadora con una fuerte orientación hacia la tecnología.

Sin antecedentes o procesos estructurados previos, comenzó a gestarse el modelo emprendedor del Instituto Inovação que da para explicar un buen número de prácticas de emprendimiento corporativo que se viven en las empresas: empresas creando empresas, emprendedores generando negocios y cultura de emprendimiento, es el resumen de 13 años de experiencia.

El primer modelo, como vimos, surge en 2002 de un modelo “radar” en el cuál se buscaron alternativas externas a la empresa (en este caso específicamente dentro de la Universidad y como resultados de investigación) y se hicieron inversiones y alianzas para desarrollar dichos negocios. De estas primeras cinco inversiones, 3 empresas fueron vendidas a grupos empresariales (Verti, Nanum y ComunIP) y dos más fueron vendidas a antiguos socios (Ecovec, Rizoflora).

El Instituto ha tenido muchas empresas que se han gestado en sus entrañas y se han consolidado como nuevas, con y sin participación de otros socios. Así surgió Inseed en 2007, como gestor de fondos de capital semilla; dos de los socios del Instituto se enfocaron en desarrollar dicho negocio, buscaron un aliado externo y crearon esta empresa, hoy gestora de varios de los principales fondos de capital semilla de Brasil. Historia similar fue la de Tropos Lab (2013) que durante años fue el área de “cultura para la innovación” del instituto, hasta que se decidió formalizarla con una operación aparte dando espacio a consultores de la empresa a que fueran socios de la nueva iniciativa; hoy, Tropos ha creado adicionalmente una aceleradora de empresas llamada Ginga. Historia similar fue la de Felipe Matos, socio original del Instituto quien motivado por su espíritu emprendedor creó en 2010 la aceleradora de negocios digitales @startupfarm, como una unidad de negocio de Inventta para tres años después comprar la participación del Instituto en esta iniciativa y “crear rancho aparte” liderando lo que hoy es una de las iniciativas más exitosas en aceleración en Brasil y logrando recientemente una inversión de 5 millones de reales.

Otras dos empresas, Inventta y Wylinka fueron producto de una escisión del Intituto Inovação, con el objetivo de focalizar grupos especializados en cada uno de los negocios y hacer escogencias sobre los focos de negocio. De esta forma de crea Inventta (2008) como empresa de consultoría, separada de los negocios de aceleración, capital o cultura, y Wylinka (2013) como una empresa non-profit, que surge de la decisión del Instituto de enfocar sus esfuerzos al sector empresarial, dejando los negocios con Universidades y Centros de Investigación, cediendo algunas metodologías y activos a esta organización cuyos fundadores son antiguos consultores de la empresa que salieron del grupo para fundarla.

Caso aparte es la historia de Inventta+BGI, inicialmente el Instituto adquirió el 50% de la operación de esta empresa en 2005 (antes llamada Incentivar), enfocada en la captura de incentivos tributarios en diversos temas, para enfocar su actuar en la reciente Ley do Bem Brasilera movilizadora de los incentivos tributarios, varios años después, en 2012, el Instituto y los socios originales, vendieron una parte de la empresa al grupo canadiense BGI, con el objetivo de desarrollar y crecer en negocio en Brasil y posiblemente en otros países de Latinoamérica.

No todas las iniciativas del Instituto se han consolidado como nuevas empresas, en 2010 después de un Joint Venture con la empresa Ologia, Inventta decidió traer a uno de sus socios dentro del equipo de directores, quien desarrollaría un año después la Unidad de Negocios Inventta+Drive, brazo de la consultoría orientado por el design thinking.

Esta vocación emprendedora lleva también a aprovechar las oportunidades que llegan sin buscarlas, en 2007 un emprendedor colombiano buscó al Instituto para aprovechar su experiencia y replicar su modelo en Colombia, esto dio origen el siguiente año a Inventta Colombia.

Al final, la historia de emprendimiento corporativo del Instituto no es la historia de sus empresas y los diferentes modelos utilizados, es en realidad la historia de sus intraemprendedores. Además de los 6 socios originales, más de una docena de personas que iniciaron su relación como consultores o colaboradores se han convertido en socios de algunas de las empresas, que este sea un espacio para reconocer el espíritu emprendedor de Elimar, Ana y Renato (Wylinka), Renata y Pedro (Tropos), Daniel, Leonardo, Guilherme y Eduardo (Inventta Brasil), Juliana y América (Inventta Colombia) y Manuela y Poliana (Inventta+BGI), y por supuesto de Gustavo Mamao, Gustavo Junqueira, Alexandre, Bruno, Paolo Renato y Felipe los fundadores del sueño.

El sueño no termina y actualmente en Inventta Colombia, se vienen gestando OpenPaden alianza con una gran empresa de mercadeo, Inventta Tools junto con una empresa competidora en el área de consultoría, Sync, conjuntamente con dos consultoras de la empresa.

Este ADN continúa y continuará en Brasil, Colombia y esperamos que se expanda por América Latina.

FECHA: 2002-2015

FACTURACIÓN EMPRESAS GRUPO 2014: USD 7 MM

 

América Castiblanco

Socia-consultora